Ventilación y espacios en healthy schools

  • La salud esta época debe ser prioritaria y los centros están haciendo verdaderos esfuerzos con escasos recursos para adaptarse.
Ventilación, y espacios, importante en casa y clase contra Covid y pro salud.

Más de ocho mil familias registradas y miles de nuevas familias y colegios en Andalucía y Madrid recibirán atención por nuestro Programa para tener guías nuevas y medidas para educarse desde el hogar.

Pero desde el 2008 que comenzó a observarse que escaseabam medidas de ventilación para aulas, observamos, cómo en esta pandemia es el talón de aquiles de nuestras clases.

Y SHC de acuerdo con las medidas que propone la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard propone medidas.

Aula estos días en Madrid SHC.

¿Es suficiente con ventilar las aulas al menos durante cinco minutos tres veces al día o intentar mantener las ventanas abiertas siempre que se pueda?

Los expertos han de ayudar al profesorado.

Sería necesario que el Ministerio de Educación incorpore a expertos de su campo en los planes de contingencia de los centros.

Informe shc indica los talones de aquiles.

SHC Recomienda en su último informe “Smart Education during confinement” las siguientes medidas para evaluar nuestra ventilación escolar.

1. Medir las dimensiones del aula: el fin es obtener el volumen del espacio en el que van a estar durante muchas horas al día tanto estudiantes como docentes. Hay que medir el largo y ancho de la clase. 

2. Realizar comprobaciones previas de audio y visuales: hay que asegurarse de que el sistema de ventilación está encendido, además de entender cuál es la dirección de flujo de aire. Para ello, hay que escuchar el sonido que sale de las unidades del sistema de ventilación y aire acondicionado; puerta entreabierta.

  1. Comparar resultados con objetivos. Según esta guía, el objetivo a alcanzar para una correcta ventilación en las aulas es de al menos 5 renovación see aire por dos sesiones.
  2. Llevar a cabo estrategias complementarias de limpieza de aire.

 Maria Teresa Bernal, especialista en medicina comunitaria y del trabajo y en prevención de riesgos y epidemiología laboral, además de madre, da con muy buen criterio pautas.

“Hay que perder el miedo a abrir las ventanas y a las corrientes de aire: los niños se resfrían cuando hay virus circulando, no por el mero hecho de respirar aire frío“, y nos ilustra en ¿cómo?, ¿durante cuánto tiempo?, ¿cuántas veces?.

Según Bernal, entre clase y clase siempre se debe ventilar, todo el tiempo que dure el cambio de clase. “Y, si la densidad de ocupación del aula, es alta se debería dejar alguna puerta o ventana abiertas. Así garantizamos una renovación periódica o continua con aire exterior que arrastre, no solo los coronavirus sino otros gérmenes y olores y reduzca la concentración del CO2 que emitimos al respirar“, señala la experta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s