UNESCO COLABORA CON SHC.

El Instituto Unesco de tecnologías educativas hoy se interesa por el estudio del hábito durante el confinamiento y nuestro modelo educativo Smart Healthy education y nos pide desarrollar más nuestros estudios. Por tanto SHC y Programa SHC desarrollará esta investigación que pueda ayudar a millones de niños.

RESUMEN DEL ESTUDIO PUBLICADO CLICK AQUÍ

En UNESCO saben que la educación de los más pequeños cada vez está más ligada a la salud. Y urge medidas por nuestra parte y las de todos los organismos que puedan sumarse.

La pandemia ha supuesto muchos aislamientos y confinamientos que han afectado a personas de todas las edades, ya que estudiar o trabajar desde casa no solo supone trabas en el desarrollo social, sino que genera estrés y sedentarismo.

CONTRIBUCIÓN SHC PLANTILLA A SIMPLE WAYS TO BE SMART, U4SSC,ONU.

Además, todo esto también trastornos del sueño por lo que nos aliamos con el instituto de Medicina del sueño del Dr Escribá ya que los “sueños pandémicos” relacionados con la muerte o incluso insomnio causado por estrés postraumático son cada vez más frecuentes.

“La falta de separación entre el trabajo y el hogar puede desencadenar patrones de sueño irregulares”, dice el Raj Dasgupta, médico y profesor asistente de medicina clínica en Keck Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California. “La pandemia lanzó una bola que curvaría todo nuestro ritmo circadiano”.

Para paliar esto, SHC recomienda medias como salidas familiares estos días al aire libre con suficiente luz solar para conseguir un ritmo circadiano normal, así como recibir técnicas de relajación, para así mejorar la salud mental.

SHC lucha contra la epidemia de sobrepeso desde su inicio. Y esto es debido a que una metodología educativa, que educa para ser habitantes de ciudades inteligentes, no puede no contemplar luchar contra los malos hábitos, endémicos que justamente hacen estas ciudades insostenibles, económica y sanitariamente.

El vicepresidente de SEEDO y que trabaja en el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol, Diego Bellido, ha alertado “la población infantil y juvenil es especialmente vulnerable, por no ser habitualmente consciente de la gran repercusión que ganar peso y adquirir malos hábitos puede tener sobre su salud futura tan física como mental”.

De hecho, y aunque todavía no se dispone de datos acerca del impacto de esta pandemia sobre la obesidad infantil, las previsiones de los expertos no son muy halagüeñas.

A lo anterior, sumamos que según una investigación, desarrollada por dos profesores de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), se ha llevado a cabo con la participación de 1.143 padres y madres de niños y niñas de España Italia. El 86% de los padres (84% de Italia y 89% de España) observaron  cambios en el estado emocional y el comportamiento de sus hijos durante la cuarentena. Según lo cual el 89% de los menores presentan alteraciones en el comportamiento.

Irritabilidad, tristeza y depresión son los tres síntomas que más sufren los niños durante el confinamiento, pero además debemos tener en cuenta, que las epidemias de malos hábitos, son silenciosas pero acabarán con la sostenibilidad del sistema sanitarios mucho antes del COVID.

Un modelo nuevo educativo, ha de contemplar la salud emocional y física como básica además de arraigarse en un profundo autocuidado y concienciación del bienestar propio y de los demás. A ello se sumarán otras habilidades emocionales, digitales, soft skills, y muchas otras necesarias para una nueva era.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s