“Estudio Neuroaprendizaje del sueño e higiene emocional contra sobrepeso”

Neuroaprendizaje del sueño y emociones

Éste es un extracto del estudio “Neuroaprendizaje del sueño e higiene emocional contra sobrepeso” iniciado por la metodología del Programa SHC impulsado por la Fundación SHC By Pharmex, para SHC AT HOME, avalado por el Instituto de Medicina del Sueño, dirigido por el Dr. Escribá Alepuz.

El modo en que los niños aprenden es fundamental, saber cómo aprende el cerebro ayuda a saber cómo cambiar los hábitos, al igual que la importancia de incluir algunos como dormir mejor o cuidar nuestras emociones, como veremos puede influir en el índice de sobrepeso y en nuestro desarrollo, vida y evolución.

Éste período, es un complicado período de aislamiento, particularmente desafiante para los niños y las niñas y pueden tener un impacto negativo en su capacidad para regular con éxito tanto sus comportamiento y emociones, como el sueño.

Dormir es esencial para muchas de las funciones físicas y mentales de nuestro cuerpo. Un buen patrón de sueño nos ayuda a manejar mejor los factores desencadenantes del estrés, reduce las posibilidades de sufrir problemas de sueño continuos y fortalece nuestro sistema inmunológico, que es lo que nuestro cuerpo usa para combatir enfermedades.

Pero una mala calidad del sueño, puede producir sobrepeso infantil, y multitud de comorbilidades asociadas.

Como pudimos observar en el Programa SHC Almodóvar, donde se redujo el 14.50% de IMC infantil, el aprendizaje emocional y del sueño, fue decisivo, a la hora de que los alumnos, pudieran rendir adecuadamente y estar activos en las actividades que realizaron en SHC. Teniendo como muestra, que las encuestas de los padres, indicaban una mejora en un 61% de los hábitos, y en el descanso.

¿Cuál es la vinculación entre obesidad y sueño?.

Aprender a dormir, o a ser asertivo, ayuda a reducir el sobrepeso.

Sheila Romera Dir Fundación SHC

El sueño es un modulador importante de la función neuroendocrina y el metabolismo de la glucosa, y se ha demostrado que la pérdida del sueño produce alteraciones metabólicas y endocrinas, que incluyen disminución de la tolerancia a la glucosa, disminución de la sensibilidad a la insulina, y aumento de las concentraciones nocturnas de cortisol.

El nivel de leptina [una hormona estimulante del apetito] cae en sujetos con falta de sueño, lo que promueve el apetito. Sugiere que al menos un factor en la obesidad puede ser la falta de sueño.

La investigación muestra que las personas que no duermen adecuadamente tienen anormalidades fisiológicas que pueden aumentar el apetito y la ingesta de calorías.

La falta de sueño y la mala gestión de las emociones (estrés, ansiedad en niños, estudios poco motivadores…) pueden aumentar el apetito como hemos sabido. Debido a que las manifestaciones psicológicas de fatiga, el sueño y el hambre son similares, a veces tendemos a comer cuando tenemos sueño, porque creemos que la fatiga es una señal de hambre.

En cambio:

Una buena motivación como trabaja el Programa SHC, puede generar mejor hábitos y oxitocina, así como ayudar a evitar el sobrepeso. La motivación disminuye el estrés en parte a través de la liberación del neuropéptido oxitocina (DeVries et al., 2003).

Si una persona tiene sobrepeso y sufre trastornos respiratorios del sueño, es posible que no esté tan motivada para hacer ejercicio o hacer dieta. Por ello el programa SHC influye en la estimulación del hábito a través de la motivación, que ayuda a generar dicha oxitocina.

Las bases de SHC mejoran el sueño, puesto que los retos, actividades, ránkings, conexión en clases o en redes, y cuadros de calendarios tienen un fuerte componente social, y en los cuatro bloques del Programa SHC: emocional, digital, nutricional y físico, se cuida el modo en que el niño aprende estimulando al máximo los niveles de motivación.

La reducción del sueño conductual se está volviendo endémica en los tiempos modernos. Así como el mal endémico de la obesidad, que ya afecta al casi 40% de la población infantil en España, es uno de los países de la Unión Europea, donde menos se duerme.

Algunas de las consecuencias que explicamos junto con el Instituto de Medicina del sueño podemos derivar de ello son:

Por lo tanto recomendamos educar a través de SHC AT HOME en este confinamiento, combinando horarios de sueño adecuados para niños:

¿Cómo es de importante el aprendizaje del hábito para el cerebro y para la salud?

El aprendizaje es un proceso fisiológico, si comprendemos cómo se produce, cómo aprende, comprende y recuerda nuestro cerebro podremos aprender con mejores resultados.

Como muy bien sabemos en Smart Healthy Citizen, el aprendizaje es un proceso lento. La mayor parte de los aprendizajes suceden en el inconsciente y de manera involuntaria y los hábitos se repiten tras haberse fijado en el cerebro siguiendo el proceso de: SEÑAL, COMPORTAMIENTO, RUTINA REPETICIÓN Y MOTIVACIÓN.

La metodología del neuroaprendizaje en el Programa SHC, cuida la salud del cerebro a través de actividades lúdicas como juegos y manualidades, de manera inconsciente, motivadora y social que es como mayor impacto, creemos, tiene el hábito saludable.

Y por tanto, una correcta higiene del sueño, y una buena gestión emocional es vital, se aprenden, e impactan directamente en la prevención de enfermedades que nuestros pequeños smart citizen, puedan desarrollar.

De éste modo, en SHC AT HOME, inculcando entre otros hábitos: nutricionales, físicos, los emocionales y de sueño correcto, les protegemos contra diabetes, sobrepeso, enfermedades cardiovasculares…

Por ello, es importante que haya programas educadores y profesores que basen su enseñanza en cómo aprende el cerebro, cómo procesa la información, cómo controla las emociones, los sentimientos, los estados conductuales, llega a ser un requisito indispensable para la innovación pedagógica y transformación de los sistemas educativos..

Sólo comprendiendo cómo funciona podremos alcanzar los límites de su capacidad para aprender. Aprender a dormir, emocionalmente es una necesidad para nuestros niños.

Dr Escribá Alepuz

El sueño de los niños también debería ser una prioridad para las familias en este período de confinamiento.

Por eso, para conseguir buenos hábitos y cambiar comportamientos, el modo en que los niños aprenden es fundamental conocer cómo aprende el cerebro, y podremos evitar el sobrepeso si lo vemos como algo global. No una enfermedad aislada.

Conocer cómo funciona el cerebro y aprenden los niños, ayudaría a salvar millones de vidas, a través de evitar el sobrepeso y sus enfermedades asociadas.

Sheila Romera. Expert in U4SSC, United Nations.

SHC ESTUDIA LOS RITMOS CIRCADIANOS.

La presión del sueño, el impulso homeostático para dormir, es clave para dormir bien. El ritmo circadiano nos mantiene despiertos durante el día y nos da sueño por la noche. El ritmo circadiano se rige a la luz del día, pero otros factores, como las comidas y el ejercicio, también lo afectan.

La exposición a la luz afecta la liberación de melatonina, una hormona que juega un papel clave en inducir la somnolencia.

Además, la alimentación representa un sincronizador importante de los relojes circadianos periféricos, que se han encontrado en prácticamente todos los tejidos. 

Y la alimentación tardía debido a la vigilia nocturna prolongada conduce a la desincronización entre los relojes circadianos centrales y puede llevar a un sobrepeso y por ello SHC AT HOME, promueve los calendarios donde las comidas sanas, se distribuyen y aconsejan horarios recomendados para una buena rutina de vida sana.

Las emociones

¿Cómo influyen las emociones en el aprendizaje? Las emociones, las hormonas y los sentimientos afectan el aprendizaje.

La experiencia determinará si queremos más si la experiencia fue placentera o menos si fue dolorosa, ya que nuestras emociones se basan en el placer o dolor.

Las emociones juegan un papel crucial en la memoria ya que facilitan el almacenamiento y el recuerdo de la información. Cuando se involucran las emociones se activa el cerebro, recuerda mejor.

En los Programas SHC se favorece aprender:

Interacción social: buenos vínculos.

Bienestar emocional: sentirse tenido en cuenta.

Un ambiente de aprendizaje contenedor y sostenedor.

Involucrarse afectivamente.

¡Entusiasmarse!

Crear espacio para le reflexión personal.

Construir creencias positivas.

Crear atmósfera de confianza y de vínculos afectivos.

Trabajar con el error como proceso de aprendizaje y no como sanción.

Usar las emociones como una gran aliada y como poderosa estrategia de aprendizaje.

LA ARQUITECTURA DE LOS ESPACIOS PARA LOS HÁBITOS.

La metodología del Programa SHC y la FUNDACIÓN SHC BY PHARMEX, estudia las estructuras y conductas para ciudades inteligentes, preservando su salud, y desde la educación para la prevención, en ello, los espacios son muy importantes, además influyen directamente en el hábito, y en la percepción que tenemos de la realidad, y en nuestros comportamientos por tanto. No sólo aprendemos del entorno, sino que el concepto ciudad inteligente ha de ser facilitador de espacios coeducadores.

Para que los estudiantes tengan una enseñanza óptima es importante que en sea un ambiente de motivación.

Y favorecer los ambientes con luz natural durante el día y, si no es posible, use luces brillantes en el trabajo, y estudios.

Los espacios se priorizan las actividades lúdicas porque son consideradas como agentes de enseñanza. El juego segrega una hormona denominada dopamina en el cerebro que produce placer.

Esto ayuda a la creación de conexiones neuronales, y consolidar lo aprendido. Por eso SHC se enseña a través de juegos.

TIPS SHC

Mejora la calidad de sueño y la actividad cerebral.

  • El individuo en el desarrollo del Programa SHC especialmente si es un niño, debe indicarse que mantenga un horario regular nocturno y de despertarse. La educación necesita horarios, y las actividades de aprendizaje no han de ser demasiado prolongadas, por ello siempre recomendamos hacer descansos ACTIVOS en SHC AT HOME.
  • Estructurar, por eso ponemos calendarios, en la vida y horario de los niños, cosa que el Programa SHC mima.
  • Salir a desayunar o merendar al aire libre si es posible eso reforzará lazos y haz tus almuerzos o meriendas divertidos con las recetas SHC AT HOME también eso estimula nuestro apetito.
  • Escribir o hablar sobre cosas que te estresan, para expresar tus miedos, esto se puede hacer en el CLUB SHC AT HOME.
  • Usar la cama cuando normalmente tienes sueño más que para ver televisión. No duerma en la misma cama que el niño. En cambio, la tranquilidad (repetitiva) es más eficaz.
  • No abusar pero si BIEN USAR según recomienda El Programa Smart Healthy Citizen, y el Instituto del Sueño, usar las redes sociales para compartir sentimientos de estrés y ansiedad con familiares y amigos, pero también para compartir información positiva que distraiga.
  • No dejar a los niños más de 2 horas con dispositivos y tabletas y cuando vayan al dormitorio; apagarlos antes de acostarse para reducir la interrupción del sueño.
  • Encontrar distracciones útiles, mantenerse ocupado con esas actividades con las que están familiarizados y disfrutar.
  • Hacer ejercicio regularmente, preferiblemente a la luz del día. Los niños deben estar activos.
  • Elegir actividades familiares y relajantes antes de acostarse: p. leyendo un libro, yoga… El Programa SHC AT HOME deja disponible clases de Yoga en sus videotutoriales. Haga de los últimos 30 minutos antes de acostarse una rutina regular que incluya actividades relajantes.
  • Si están menos activos durante el día de lo normal, también inducir a que coman menos en los horarios establecidos, y máxime dos horas antes del inicio del sueño deseado.

“Neuroaprendizaje del sueño e higiene emocional contra sobrepeso”. 11-05-20

Sheila Romera Aznar. Dir Programa SHC. Fundación SHC By Pharmex.

REFERENCIA.

ESTUDIO DEL SUEÑO DR ESCRIBÁ ALEPUZ. INSTITUTO DEL SUEÑO.

UMR 5287, Institut de Neurosciences Intégratives et Cognitives d’Aquitaine, Neuroimagerie et Cognition Humaine,
CNRS, Université de Bordeaux, Bordeaux, France
2Department of Psychiatry and Psychotherapy, Faculty of Medicine, Medical Center – University of Freiburg,
University of Freiburg, Freiburg, Germany

Akerstedt, T., Knutsson, A., Westerholm, P., Theorell, T., Alfredsson, L. and Kecklund, G. Sleep disturbances, work stress and work hours: a cross-sectional study. J Psychosom Res, 2002, 53: 741-8.
Altena, E., Micoulaud-Franchi, J. A., Geoffroy, P. A., Sanz-Arigita, E., Bioulac, S. and Philip, P. The bidirectional relation between emotional reactivity and sleep: From disruption to recovery. Behav Neurosci, 2016, 130:
336-50.
Baglioni, C., Altena, E., Bjorvatn, B. et al. The European Academy for Cognitive Behavioural Therapy for Insomnia: An initiative of the European Insomnia Network to promote implementation and dissemination of treatment. J
Sleep Res, 2020, 29: e12967.
Journal of Consulting & Clinical Psychology, 2004, 72: 653-9.
Bittman, M. and Wajcman, J. The rush hour: the character of leisure time and gender equity. Social Forces, 2000,79: 165-89.
Boullin, P., Ellwood, C. and Ellis, J. G. Group vs. Individual Treatment for Acute Insomnia: A Pilot Study Evaluating a “One-Shot” Treatment Strategy. Brain Sci, 2016, 7
Brooks, S. K., Webster, R. K., Smith, L. E. et al. The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. Lancet, 2020, 395: 912-20